Ninguna prueba,rectificación o desmentido puede anular el efecto de una publicidad bien hecha. Von Keyserling
gadgets para blogger

RELOJ



domingo, 21 de abril de 2013

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SON AGENTES (des)EDUCADORES

 
Nos guste o no, los medios de comunicación son una de las principales instituciones transmisoras de cultura, al lado de la familia y de los centros educativos. En algunos casos, parece que tengan más influencia que los padres y madres y que los maestros en la transmisión de lenguajes, símbolos y ritos y, por lo tanto, como elementos de transmisión de los valores y las costumbres
 
Esto, en la mayoría de casos, no es así, porqué los cimientos aportados por las familias y la escuela influyen de forma más determinante en los niños y jóvenes que no los medios.

Sin embargo, el estilo informal de transmisión cultural,

basado en la imagen y el sonido para el entretenimiento y la información penetra con mayor facilidad en la mente de los niños, jóvenes y adultos (en forma de imitación) que la transmisión de aprendizaje formal de las madres y padres (el cómo comportarse) y que el aprendizaje de tipo técnico aportado por los profesores (conocimientos básicos y específicos).

En una sociedad líquida, inmediata, zapeante, parece que todo lo que no se pueda explicar en instantáneas de 20 segundos, se diluye automáticamente.

Ello no es siempre así. Pero los padres y maestros deberían utilizar más y mejor los medios como un recurso central para ejercer su función de transmisión cultural-educativa formal y técnica para litigar en igualdad de condiciones con la oferta de diversión y espectáculo de los medios. No se trata de obligar a elegir entre la educación como algo serio y aburrido y la diversión multimedia. Se trata de integrarse en la sociedad audiovisual.

Por otro lado, los responsables de los medios de comunicación y cada unos de los periodistas, presentadores y personajes de los mass-media por separado, deberían ser más conscientes de su (supuesto) rol educador, de su influencia en los valores y comportamientos de la audiencia. No vale decir, que la educación es cosa de las familias y las escuelas. La educación es cosa de todos y las cadenas audiovisuales públicas y privadas, por responsabilidad social corporativa y por ética, deberían actuar en consecuencia.

Finalmente, las madres y padres y los ciudadanos en general, deberíamos asumir mejor nuestros deberes como ciudadanos. Como progenitores, educando para el consumo de los medios de comunicación desde casa. Como audiencia, castigando las producciones deseducadoras y aculturadoras y como electores provocando que los medios públicos ejerzan un papel más digno e inviertan en contenidos educativos y, por qué no, divertidos y entretenidos.

Enric Renau

Editor
Articulo de educaweb
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada